Mi primer día en Animal Academy, volver a empezar.

Actualizado: feb 10

Hay ocasiones que cuando comienzas una nueva actividad, hay un nuevo comienzo a todos los niveles.



Sientes que lo que has aprendido puede que no sirva y te tienes que resetear, que maravillosa oportunidad.


Conozco Animal Academy desde hace un tiempo porque realice un taller con una compañera sobre terapias holísticas con animales y encajaba completamente en mi filosofía, estilo y pretensión de crear una burbuja para personas y animales donde exista la bondad, el cariño, la comunidad y el trabajo en equipo por un bien desinteresado, por un bien a los animales, almas puras y compañeros en la tierra.


Estas son mis primeras practicas como Asistente Técnico Veterinario y estoy muy feliz de poder realizarlas en un refugio de animales con una filosofía tan consciente y profesional, un refugio donde conocen a sus animales como a ellos mismos, donde los aman como a una parte de su cuerpo.



En mi primera visita tuve dos miradas de atención en Kike y Fiona.


Kike acaba de llegar al refugio rescatado después de vagar sin comida ni agua por unos días alrededor de los campos de Fuerteventura.


Fiona, se levantó por la mañana con dolor en sus patitas traseras, le resultaba más incomodo moverse.


A ultima hora de la tarde preparé unas Flores de Bach y realice Reiki con Fiona, maravillosa experiencia el ser, el estar con un animal, de igual a igual.


Puse una música tranquila, nos sentamos y comenzamos a compartir un espacio de auto sanación y tranquilidad, Reiki.


Mi trabajo como voluntaria y estudiantes en prácticas consiste en algunas tareas como limpieza de los espacios de los animales por la mañana, prepararles y darles de comer, asistir en materia clínica a Belén, veterinaria del refugio, realizar aquellas tareas extras necesarias durante el día en materia de construcción o mantenimiento, socializar con los animales y cuidarlos, ayudar con las labores artesanales que se realizan para recaudar fondos, realizar terapias complementarias apoyando el bienestar emocional de los animales, etc.


Julio nos acompaño durante toda la mañana enseñándonos con su habilidad y sabiduría como se trabaja en una granja, el trabajo de hands on, el trabajo de piel a piel con los animales.


En resumen, no podría soñar con unas prácticas más, más ideales.


Cuando lo soñé no las tuve y ahora sin esperarlas, aparecen. Buena lección de vida.


Estuve paseando con Belén durante la entrada de la tarde por el refugio y ella me explicó información muy interesante de comportamiento y salud de los animales de la granja, como que es una miopatía por stress, las capas de las piel de las ovejas, el comportamiento en burros de género masculino, la forma de expresar emociones de los cerdos.....estoy aprendiendo tanto, y además en un terreno nuevo para mí, la vida en la granja.


Gracias Belén por tu paciencia, compartir tus conocimientos y enseñarnos manualidades. Eres un tesoro.



Cuanto más se acerca uno a la naturaleza, al inicio de las cosas, a un animal viviendo en su entorno, más consciente es , de que lo necesario es lo básico y el resto quizá nos produzca más stress o incomodidad, ya que no lo necesitamos. Aprendizaje de los animales de la granja.


La limpieza de los espacios me hace sentir conectada, relajada y con actividad, sienta bien trabajar duro con la tierra y después tomarte un zumito natural preparado por uno de los fundadores del refugio.


Aquí no se percibe ni se siente que existió maltrato en los animales u oscuridad a ningún nivel ya que es un espacio donde se respira amor, comunidad y respeto.


En cuanto los animales entran en el refugio, saben que están en casa y todo va a salir bien.


He pensado en realizar un manual para los voluntarios que vengan a trabajar, es una manera de ayudar al refugio y desglosar todo mi trabajo en un documento útil.


Cada voluntario podemos aportar algo diferente y todos somos igual de importantes.


Este voluntariado y practicas han comenzado muy bien, y esto solo es el primer día....


Comencé mi trabajo a las 9.30 el sábado por la mañana y acabe cuando el atardecer llegaba,


Estoy deseando volver y aprender de nuevo de vosotros.


Gracias Refugio.


Gracias Julio, Belén, gracias Sabrina, compañera de voluntariado y todos los animales del refugio.











34 vistas

©2020 por CuidadoTerapia Animal. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now